Home Blog Page 3

Una interna oportunista

0

LA SOCIEDAD DEL “NO ME IMPORTA”

0

I.    Siento la necesidad de escribir. Hay temas que te excede.  La laxitud te quita de la zona de confort. Son distintos. Pero tienen un denominador común:

El homicidio de Lucio: En La Pampa, muere un chico de 5 años corolario de una golpiza que le provoca una hemorragia interna. El médico forense dice que nunca ha visto un caso así. Pensando en su especialidad, su declaración aterroriza. Empiezan a escribirse ríos de tinta. La radio y televisión multiplican la noticia. Las redes sociales explotan. El morbo gusta a la gente. Vende. En época de dificultades hay que utilizarlo. Entonces hay que destacar no sólo la crueldad del hecho sino el lesbianismo de la madre y su pareja. Esa situación de la pareja sirve para darle un tono más grave a la noticia. Se olvida que hay cientos de chicos golpeados y la pareja es “bien constituida” por un hombre y una mujer. Ese chico tuvo cinco internaciones en hospitales -públicos o privados, no importa-.  Lo vieron en la guardia médicos, enfermeras. Lo vieron en sala porque tuvo internaciones. También médicos y enfermeras. Golpeaduras, moretones, hematomas, quemaduras de cigarrillos, mordiscos, quebraduras de huesos (falanges). ¿Nadie nunca avisó al Director del nosocomio al menos?.  ¿A las autoridades policiales o judiciales?.  Ese chico asistía a un Jardín educativo  -público o privado, no importa-. ¿Nunca una, una, de varias maestras/os que debe tener, se dio cuenta de su estado.?. ¿No hablaron con un chico que necesitaba hablar.?. ¿No vieron su estado físico?. ¿No advirtieron que era un menor golpeado?. ¿Nadie le avisó al Director/a del Jardín de esa situación?. ¿Nadie impulsó “el derecho propio” a denunciar la situación, aun con riesgo de equivocarse?.  Su padre biológico asegura que había alertado la situación y reclamaba la tenencia: “La justicia nunca me escuchó”, dice. ¿Ningún Juez, Fiscal, Secretario del Tribunal se le ocurrió actuar?. La crónica dice que la Jueza que recibió las denuncias juzgó con “perspectiva de género”. De allí la tenencia a la madre. Esa “perspectiva”, ¿a la Jueza la influyó de modo tal que fue más importante que la situación de su hijo, un nene de 5 años?. Como a los medios. La situación lésbica le fue más importante que la fáctica. La Fiscalía salía salió urgente a señalar que no tenía denuncias no tratadas. “Hicimos de todo para tenerlo”. “La Justicia nunca me escuchó, siempre favoreció a la madre por más abogados y mediaciones que realicé”, dijo el padre. Ni la Justicia, con todos los estamentos y personas que ello implica, los médicos, las enfermeras, las maestras, la policía… ¿Y los vecinos?. Quizás por aquello del “no te metas”. Entre todos lo lograron. Un manto de silencio que se convirtieron en intrigas de la sociedad de una ciudad o pueblo o provincia que, parece, estuvo anestesiada, durante, al menos estos tres últimos años.

II.     La Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la Unesco, evaluó el desempeño en Lengua, Matemáticas y Ciencias Sociales de estudiantes de 3° y 6° grado de 16 países de América Latina y el Caribe. La Argentina está por debajo del promedio regional en cuatro de las cinco evaluaciones.  En comparación con 2013, momento de la última evaluación, Argentina cayó en todos sus resultados. En dos asignaturas evaluadas en tercer grado, los estudiantes argentinos quedaron ocho puntos por abajo del promedio regional. Los estudiantes de sexto grado alcanzaron el promedio general en lectura. Sin embargo, en matemática esos mismos alumnos quedaron siete puntos abajo del rendimiento regional. Con la evaluación de ciencias naturales, la Argentina quedó 20 puntos por debajo del resto de los países evaluados. Argentina viene barranca abajo desde 2006, cuando se hizo la primera prueba de la Unesco. El nivel de educación de los chicos es bajo. En las pruebas Aprender se vio esto: leve repunte en lengua y letras. Muy mal en matemáticas. Habla de un país que desde hace mucho asoció la educación con el asistencialismo. Pensó la educación como un espacio de contención, regulación, control de la sociedad de los sectores más pobres, pero con poco empeño en los aprendizajes de esos chicos. A la larga, naturalmente, estas son las consecuencias. La clave sería que no es una cosa o la otra. No es que si les das de comer no podés enseñarle. Hay una propuesta, de un sector ideologizado,  que piensa al sector vulnerable como pobres y no como sujetos de aprendizaje.   El proceso enseñanza-aprendizaje, involucra a cientos de actores de distinta índole. No solo docentes y alumnos. Situaciones de vulnerabilidad desde el nacimiento. Infraestructura escolar. Retribución a los docentes. Actitud de los gremios. Formación y capacitación laboral. Currículas adecuadas a los tiempos. Trazabilidad. Egresos que satisfagan las demandas laborales. Proyecto de país.  No es solo dinero. Sino qué se hace con el dinero. Son procesos. Los funcionarios cierran año y medio las escuelas por Covid 19. Abren cuando un grupo de padres preocupados tras el primer año claman por la educación de sus hijos. Son cientos. Y otro tanto miran esquivamente. Sin mayor preocupación cómo sus hijos languidecen ante una consola.  Aunque el dato real indique que la escuela es el lugar donde menos contagio se produce. Docentes que se niegan a volver a las aulas aunque esté demostrado que el riesgo es mínimo.  Docentes que vuelven a las aulas para adoctrinar aunque sea a gritos y reciben el beneplácito del Presidente. Se cultiva el facilismo. Y como el mérito no vale (expresión también convalidada desde la Presidencia), para qué esforzarse.  El estudiante en la Universidad  indaga.  Dos o más cátedras paralelas dividen contenidos y métodos. Y formas de evaluación. La indagatoria del estudiante no va por cuál enseña más y mejor sino cuál es la más fácil. Se elige esta última. Docentes permisivos bajan la vara. Docentes exigentes la elevan. Padres exigentes con el docente exigente amedrentan. Si el docente “no aprueba”, el plan no se cobra. La consecuencia podrá  -solo podrá- venir después. Importa el ahora. Los tests a nivel local (pruebas Aprender), a nivel continental (ERSE) o internacional (PISA) muestran resultados alarmantes. La culpa es la desinversión en educación del último gobierno. Lo asegura el Ministro de Educación. La caída data de medio siglo atrás. El S XXI se ha dado en denominar “el siglo del conocimiento”. Autoridades, docentes, padres, estudiantes, demás miembros de una sociedad anémica parecen no haberse enterado.

III. Me pregunto… ¿son sensaciones? . Decido conversarlo. Una artista,  me lo describe procazmente “es el típico chupahuevismo argentino que afecta a todos los niveles de la sociedad. Digamos me importa un h… los que hagan”. Otro amigo me dice “es el me c… en los demás”. Corto mis entrevistas. Me alarman.  Me alejo de la PC. Deseoso de tomar un café me dispongo a salir. Abro la puerta del edificio mientras un taxista estaciona sobre la senda peatonal. Baja a jugar una quiniela. O un quini 6. Sin preocuparse.

Pienso: mis amigos consultados tienen razón.