EL HOMENAJE A MARADONA EN ROSARIO.

39

Diego Maradona nunca se preocupó por ser “políticamente correcto” ni de hacer declaraciones o tomar actitudes “para quedar bien”.

En estos días en Rosario se armó todo un circo de opiniones sobre si Central le iba a hacer el homenaje que se le viene brindando cada vez que visita como entrenador un estadio en esta Superliga. Que si está bien, que si está mal. Que esto y que lo otro.

Ajeno a esas discusiones inútiles, Maradona -que en algún momento parecía no viajaba- no sólo vino, sino que fue ovacionado por una gran cantidad de hinchas de Newell’s que lo fueron a saludar a la vereda del hotel donde se aloja el plantel del Lobo. Al igual que en la oportunidad donde vino a enfrentar a la Lepra, se asomó al balcón y cantó con los hinchas. Sin importarle lo que esto pueda acarrear a la hora de su salida al campo esta noche en El Gigante.

Habrá algunos que se ubicarán un escalón más arriba que aquellos que tienen una pelota en la cabeza y lo aplaudirán reconociendo lo que hizo como jugador de fútbol para este país. En definitiva de eso se trata. A nadie se le ocurre que lo aplauden y homenajean donde quiere que vaya por su presente como entrenador. Estarán también los que lo insulten o abucheen. Y estarán los que harán silencio. Todo es válido mientras no aparezca algún imbécil -suelen haber miles en las canchas argentinas- que intente una agresión y termine perjudicando a Central. Desgraciadamente no sería la primera vez. En el fútbol local hoy en día, todo es posible.-